Make your own free website on Tripod.com

BREVE RESUMEN HISTÓRICO DEL AKITA AMERICANO

Originalmente, la historia del Gran Perro Japonés (anteriormente Akita Americano) era la misma que la del akita japonés. A partir de 1603, provenientes de la región Akita, los perros llamados "Matagi Akitas" (perros de caza de tamaño medio) fueron desarrollados y utilizados como perros de pelea. Luego a partir de 1868, se cruzó con la raza Tosa (resultado de la cruza del Sikoku con Bracos Alemanes, Perros San Bernardo o Dogos Alemanes), y con Mastiffs. El tamaño de la raza aumentó pero las características como oreja erguida o cola enroscada, rasgos típicos del Akita, perro del tipo Spitz, desaparecieron. A partir de 1908, al prohibirse las peleas de perros, esta gran raza japonesa ha sido preservada y designada en 1931, monumento histórico.

Durante la segunda guerra mundial (1939 - 1945), se usó a menudo piel de los perros para confeccionar ropa militar. La policía ordenó que se capturara todos los perros menos los pastores alemanes, los cuales eran utilizados para tareas militares. Unos aficionados intentaron esquivar la ley y cruzaron sus perros Pastores Alemanes al finalizar la segunda guerra mundial, el número de Akitas se había peligrosamente reducido y los perros venían en tres formas diferentes:

1. Matagi Akitas 2. Akitas perros de pelea 3. Akitas / Pastores Alemanes. La situación de la raza era seriamente transtornada.

Durante el procedimiento de restauración de la raza la guerra, Kongo-go, un perro procedente de la línea de sangre Dewa, gozó de una popularidad momentánea pero sin embargo muy importante. Un gran número de akitas de esta línea de sangre, que presentaban rasgos exteriores característicos de la influencia de Mastiffs o Pastores Alemanes, fueron llevados a EEUU por militares americanos. Los Akitas perteneciendo a la línea Dewa eran perros inteligentes y capaces de adaptarse a ámbitos diferentes. Encantaron a los criadores en EEUU y la línea de sangre fue desarrollándose gracias al aumento progresivo del número de criadores y de una popularidad duplicada.

El Club Americano del Akita fue creado en 1956 y el Kennel Club Americano (AKC) aceptó la raza en octubre de 1972 (registró en el libro de orígenes y accesó sin restricción a las exposiciones). Desafortunadamente en aquel entonces, el AKC y el Kennel Club del Japón (JKC) no tenían acuerdo de reconocimiento mútuo de los pedigrís por lo que ninguna nueva línea de sangre japonés pudo beneficiar a la cría en EEUU. Los Akitas en EEUU se convirtieron así en perros muy diferentes a los encontrados en Japón, país de origen.

Se desarrollan en EEUU, bajo la forma única cuyos tipo y características siguieron sin cambios desde 1995. La situación es sensiblemente en Japón donde el tipo japonés fue cruzado con Matagi Akitas para volver a construir el antiguo tipo de raza.


BREVE RESUMEN HISTÓRICO DEL ROTTWEILER

omo sucede con frecuencia con las más antiguas razas caninas criadas por el hombre, es imposible obtener información precisa sobre los orígenes del rottweiler.

Con toda probabilidad, los progenitores de esta raza fueron los molosos o mastines de los antiguos romanos, perros agresivos de guarda y lucha, que se difundieron en toda Europa tras el paso de las legiones romanas durante las campañas de conquista y que, gracias a los cruces con perros locales, han dado origen a muchísimas razas.

De esta forma, cuando los romanos cruzaron los Alpes a través de San Gotardo, algunos colonizadores se asentaron un poco más al norte, en una fértil región y fundaron allí una ciudad que con el paso de los siglos se convirtió en la ciudad de Rottweil. En esta localidad sus perros se cruzaron con los del lugar que pertenecían a los pastores. Con el paso de las generaciones, aparecieron perros de talla media con un carácter menos agresivo que el molosio, pero tenaz y entregado.

En la edad media la pequeña ciudad de Rottweil era un importante centro de crianza y comercio de animales y estos perros eran empleados como guardianes y conductores de rebaños, fieles y tenaces defensores de los bienes de su amo, hasta el punto que la tradición explica que los dueños ataban a la bolsa del dinero al cuello del perro en situaciones peligrosas, por ejemplo se desplazaban por vías poco frecuentadas o sembradas de ladrones, durante las noches que pasaban la serena. De esta forma, en poco tiempo estos perros tuvieron una gran difusión entre los criaderos que solían acudir a esta importante plaza comercial desde los puntos más remotos. Ello contribuyó al desarrollo de la raza.

Hacia el año 1900 apareció una ley que prohibió el traslado de rebaños por las vías principales, seguramente porque se pretendía incentivar el transporte ferroviario. Por esta razón, el uso de los perros de Rottweil se redujó drásticamente y, en consecuencia, seprodujó un a disminución preocupante de su crianza.

Sin embargo, debido a que el éxito del rottweiler no estaba sólo ligado a su capacidad de guía de rebaños, sino también a la versatilidad, a la fidelidad a su amo, a su acentuada actitud para la guarda y la defensa, en seguida fue empleado en las posadas de los caminos y también fue utilizado por la policía y el Ejército, sobre todo en los conflictos bélicos de nuestro siglo. Por esta delicada evolución de las misiones que se le confiaban, los criadores, concientes de la importancia de obtener ejemplares equilibrados, se dedicaron a una cuidadosa y rígida selección de reproductores tanto desde el punto de vista morfológico como, y sobre todo, desde el punto de vista del carácter.

En el siglo XX, el rottweiler se difundió en una primera fase, en Europa y en el mundo, como perro auxiliar de tareas específicas de carácter militar y, en una segunda fase, le encomendaron tareas de tipo civil quienes se aficionaron a la raza tras haber apreciado sus características.

Es interesante destacar que esta raza es una de las pocas que se ha conservado intacta en los últimos siglos, sin que a lo largo de ellos haya surgido la necesidad de cruces con razas semejantes para mantener algunas características.

La historia de la difusión y de su crianza en España es reciente. A partir de los años setenta se importaron de Europa algunas razas desconocidas que fueron cubriendo la creciente afición canina. Entre estas el rottweiler, con su aspecto sereno e imponente, se convertiría paulatinamente en el centro de atención de las futuras exposiciones. En esa época el rottweiler, apenas conocido, era comparado por muchos con el doberman o el boxer por algunas de sus características, y otros por la rareza de su nombre alemán le denominaban con el apodo de "el cabezón".

OTRAS HIPÓTESIS SOBRE LOS ORÍGENES DE LA RAZA

Según otra teoría sobre los orígenes de la raza, el progenitor del rottweiler habría sido un moloso llegado al norte de Europa en épocas más recientes, tras los hunos (pueblo bárbaro procedente del este europeo, pero de probable origen asiático). Por ello, el rottweiler descendería del mastín del Tibet. En cambio. algunos expertos cinófilos suizos sostienen la directa derivación del rottweiler de un perro guardián suizo.


QUITUMBE FCI 6/2000   Derechos Reservados © 2001

Criadero canino especializado en akitas americanos y rottweilers

Ciudadela MEXICO - Chambo 1310 y Upano - QUITO - ECUADOR -  Telefax: (593-2) 657 030 - gvinicio@ecuabox.com